Ariel Hechavarría: de Industriales al Juego de las Estrellas en la LVBP

Junto al lanzador derecho tunero Ángel Rigoberto Cabrera, el polivalente jugador habanero de 24 años Ariel Hechavarría Calvo fue invitado en septiembre pasado a los entrenamientos que celebraban en el estadio José Bernardo Pérez, en la ciudad venezolana de Valencia, el equipo Navegantes del Magallanes, uno de los más importantes de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) y con una de las aficiones más numerosas del país.

El pelotero de 1.83 metros y 88 kg logró hacerse de un hueco en el roster inaugural de La Nave Turca. Con ella lució en el dorsal de su camisa el número 88, igual que el recio toletero santiaguero Alexei Bell, pero en las dos semanas que estuvo con el equipo y tres juegos disponibles, nunca llegó a debutar con la escuadra del Magallanes en la LVBP, mientras compartía equipo con los lanzadores Hassán Pena, de La Habana, y el mayabequense Elián Leyva, quien reside en España.

Hechavarría —con H, sí— no continuó en la franquicia principal porque los directivos decidieron, ante el rendimiento inestable de los lanzadores, subir a dos pitchers y bajar al capitalino a la Liga Paralela, evento que se desarrolla al unísono de la temporada invernal de la LVBP.  Su rendimiento en esa competición fue tan halagüeño que se ganó el derecho de ser invitado al Juego de las Estrellas de la LVBP, donde militó con el conjunto Occidentales, rival de Orientales, y a la vez fue el único cubano en el partido sideral.

En ese encuentro ganado por su equipo con marcador de 4-2, el natural del Cotorro disparó cuadrangular de una carrera por el jardín izquierdo en el octavo capítulo, para contribuir a la victoria.

“Sinceramente no me esperaba el llamado a ese importante partido, a pesar de que estaba rindiendo para ello. Pero bueno, gracias a Dios me convocaron y desde ese momento lo único que pensaba es que sería una buena oportunidad para demostrar mi calidad y la buena forma deportiva que tenía.  La aproveché al máximo y muestra de ello fue el jonrón que conecté.

“Hace algunos meses me exhibí ante Tampa Bay y todo salió bastante bien. Jugamos y bateé dos imparables en tres veces al bate, corrí 6.3 segundos en las 60 yardas, pero bueno, ya sabes cómo funciona todo esto, que no solo depende de mí, sino también de las necesidades que tengan las organizaciones de un infielder o un jardinero, por poner dos ejemplos”, declaró a Cronodeportes.

Ariel salió de Cuba en septiembre de 2016, y junto al lanzador Héctor Ponce, significaron dos bajas sensibles para el plantel industrialista que en aquel momento dirigía Javier Méndez.  En el caso de Hechavarría, aportaba una gran cobertura defensiva, principalmente en la antesala, el campo corto y los jardines, además de ser un activo de fuerza en progresión.

Siempre obtuvo rendimientos notables en las Series Nacionales Sub 23 que intervino, mientras que debutó con Industriales en la contienda 54, después permutó sus bártulos a la Isla de la Juventud y regresó a su equipo de origen en la campaña 56. En las tres temporadas que jugó en la Serie Nacional acumuló 15 cuadrangulares, 13 dobles, tres triples, nueve bases robadas en 15 intentos, 68 remolcadas en 124 choques y average de .277. Al despedirse de la pelota doméstica era un bateador que necesitaba urgentemente mejorar su tacto, pues registró 99 ponches en 386 veces al bate, uno cada cuatro oportunidades aproximadamente.

Sobre la evolución que ha ganado su formación como pelotero desde que llegó a Venezuela expresó que “la verdad es que he aprendido muchas cosas desde que salí de Cuba para día a día tratar de crecer en lo que amo, la pelota. He madurado un poco más en la ofensiva, a la hora de hacer los ajustes entre un turno y otro para así obtener el resultado deseado o al menos un mejor contacto. Estoy jugando como jardinero central fundamentalmente, pero me desempeño en cualquiera de los jardines.

“Pienso en lo que piensan muchos jugadores que sueñan en grande, en llegar a las Mayores, a diario trabajo para eso y cada día me doy más cuenta que sí se puede. A los que de una forma u otra han seguido mi carrera les pido que sigan manteniéndose con sus buenos deseos de querer que uno prospere y si mañana Dios quiere y llego más lejos, les daré mil gracias a todos los que me apoyaron y a los que no también, además de mucha suerte y bendiciones”. (Marvin López)

Tomado de: http://cronodeportesonline.com/ariel-hechavarria-industriales-al-juego-las-estrellas-la-lvbp/

Acerca de Oscar Luis

Licenciado en Cominicación Social, vivo en La Habana Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*