Ex lanzador de los Marlins de Miami le pone un freno a Cuba en Serie del Caribe

POR JORGE EBRO

La pizarra indicaba la derrota de Cuba, pero la víctima real de este asunto era México. Aunque no lo quisiera, la isla podía darse el lujo de un fracaso, quizá hasta República Dominicana con algo de apuro. Los locales, sin embargo, cerraron los ojos y empacaron las maletas mentales. La aventura de la Serie del Caribe había terminado.

El triunfo 7-1 de las Águilas Cibaeñas sobre Granma confirmaba que la somnolencia ofensiva del primer día había dado paso a un despertar a tono con el abolengo pelotero de los Quisqueyanos. Rota la racha de 10 decepciones consecutivas, llega ahora el momento de la avalancha.

Tres cubanos tiene la rotación de cuatro en el club dominicano, pero de manera sospechosa -y pudiera decirse que afortunada-, se reservó al estadounidense Bryan Evans, un hombre que ha vagado por varios sistemas de Menores y con experiencia en este tipo de béisbol.

Ni Raúl Valdés (perdedor el sábado), ni Francisley Bueno (ganador del domingo), ni Yunesky Maya (designado para el martes) trabajaron contra Cuba en la ronda inicial, pero Evans demostró lo que puede hacer un lanzador de Doble y Triple A, aunque no haya tocado el sol de Grandes Ligas.

Elegido por los Marlins en la ronda 14 del Draft Amateur, Evans realizó la mejor faena de abridor alguno hasta el momento en Guadalajara al trabajar siete entradas con una sola carrera a su cuenta y cinco imparables permitidos.

Con una recta bastante movida y rompimientos en la zona baja, el derecho sacó de paso a una alineación cubana bastante efectiva en los dos primeros desafíos y que este martes luchará por mejorar su puesto entre los clasificados al enfrentar a las 3 p.m. a Puerto Rico.

Dominicana bateó con potencia y oportunidad ante tres relevistas cubanos. Vladimir Baños, el abridor, lo hizo bien a lo largo de tres entradas, cuando el alto mando decidió sacarlo, quizá previendo su utilización en el futuro. El pinareño ya no posee la recta de antes. Conserva, eso sí, los rompimientos secundarios para sobrevivir y seguir camino.

Destaque para Junior Lake, autor del cuadrangular número 1.000 en Series del Caribe, y Edwin Espinal con dos imparables y dos impulsadas de las siete de este conjunto de las Aguilas que ha despegado vuelo y quiere llegar alto.

Convidado de piedra en todo esto, México, que pregonó de la fortaleza de su equipo y se va envuelto en un mar de dudas. Los aztecas solos se prepararon el abismo. Esta noche terminaron por arrojarse en él con un empujón dominicano y un revés de Cuba.

Tomado de: https://pelotacubanablog.com/

Acerca de Oscar Luis

Licenciado en Cominicación Social, vivo en La Habana Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*