Alain Sánchez tras la pista del team Cuba

32815

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando la presente Serie Nacional de beisbol anunció oficialmente su voz de play ball el 5 de agosto, con el choque inaugural entre los equipos de Villa Clara y Granma, el as de la rotación abridora de los Naranjas, el diestro de Sierra Morena Freddy Asiel Álvarez, no pudo subir al montículo debido a que su preparación no estuvo a full. Fue entonces que el alto mando villaclareño, encabezado por el otrora lanzador Vladimir Hernández, decidió darle la bola al cifuentense Alain Sánchez, la segunda carta de triunfo de los centrales, quien antes de ese juego tenía balance de dos triunfos y par de reveses ante los granmenses. Alain no pudo ganar ese encuentro, pero transitó siete entradas, sin carreras y solo tres hits permitidos, en el triunfo de 2-0 de su equipo.

La temporada cubana avanzó, concluyó su primera fase y se definieron los seis planteles que le darían vida a la etapa actual. Sin embargo, Villa Clara y Ciego de Ávila, dos de los conjuntos más habituales en las postemporadas de la pelota cubana, no pudieron cumplir su cometido y quedaron en el camino, para convertirse en las provincias que más refuerzos aportaron, con seis cada una. Curiosamente, Alain, el hombre que abrió el primer choque del campeonato ante los granmenses, fue solicitado por el mentor Carlos Martí para que reforzara el cuerpo de lanzadores de su conjunto.

La decisión de Martí estuvo precedida por los números reflejados por el villaclareño durante los once partidos que trabajó en la fase inicial, donde fue uno de los pitchers de mejor efectividad, con 2.47, sus contrarios le batearon para apenas .223, ganó cinco choques y perdió en tres, mientras que logró 45 ponches y ofreció 18 pasaportes en 62 entradas. Con ese desempeño Alain fue el abridor más efectivo de su equipo.

A pesar de que el serpentinero que asistió como delegado directo al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en diciembre de 2013 en Ecuador no ha podido lucir vestido de Alazán con la misma maestría que lo hizo en los primeros 45 partidos del torneo, sí ha tenido una actuación aceptable que le ha merecido tres triunfos y cuatro fracasos y promedio de carreras limpias de 4.29 en 42 capítulos en ocho partidos. Martí nunca le ha perdido la confianza y lo mantiene inamovible en la rotación de abridores, junto a su principal figura Lázaro Blanco y Yanier González, el santiaguero Ulfrido García y Leandro Martínez.

El cifuentense está cerrando un año muy halagüeño en su trayectoria deportiva, debido a que conformó por primera vez una selección nacional al Clásico Mundial, que celebró su cuarta edición y los cubanos vieron acción en Japón durante la fase de grupos y la segunda ronda. Después se incluyó en el conjunto que viajó hacia Canadá para intervenir por segundo año consecutivo en la Liga CanAm, donde Sánchez no tuvo dividendos favorables, y luego concluyó la gira de casi un mes por Norteamérica enfrentando el tradicional tope ante un elenco universitario de Estados Unidos, en ese país.

Alain, quien depende fundamentalmente de su slider y su recta que toca las noventa millas, vivió su momento de esplendor en las Series Nacionales cuando su elenco de Villa Clara conquistó la corona en la contienda 52, al vencer en la final a los Cocodrilos matanceros de Víctor Mesa. Tras esa corona, fue incluido en el equipo Azucareros de Villa Clara que compitió en la Serie del Caribe en Isla de Margarita, Venezuela.

El lanzador de 31 años tiene el privilegio de ser de los pocos peloteros de la isla que han podido jugar profesional en una liga extranjera bajo la venia de la Federación Cubana de beisbol. Eso ocurrió a finales de 2015 en la Liga Profesional de Colombia, donde vistió las franelas de los Tigres de Cartagena, junto a sus coterráneos Miguel Lahera (Artemisa), Alberto Bisset (Santiago de Cuba), ambos pitchers, y el jardinero espirituano Frederich Cepeda.

En la fase regular ganó un juego y no perdió, laboró seis entradas, recetó siete ponches y otorgó un boleto, mientras que le fabricaron par de anotaciones limpias. Al quedar su equipo eliminado, con balance de 16 éxitos y 26 tropiezos, fue llamado a reforzar a los Leones de Montería, selección que sucumbió en la final ante los Caimanes de Barranquilla, por lo que Alain quedó subcampeón.

Inmerso en mantener su puesto en la selección nacional de cara al compromiso más importante del beisbol cubano para 2018, los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Colombia, no se puede ignorar que el villaclareño fue uno de los serpentineros que se proclamaron monarcas mundiales juveniles en Taipei de China 2004, junto a los inolvidables desaparecidos artemiseños Yadier Pedroso y Miguel Alfredo González, los habaneros Ian Rendón y Rigoberto Arrebato y el camagüeyano Elier Sánchez, dirigidos todos por Carlos Martí, el timonel actual del cifuentense, ¿qué les parece?

En las doce temporadas previas a la actual, tiene 54 triunfos, 41 reveses, efectividad de 3.60, y ha iniciado 132 partidos de los 233 en los que ha participado, además de anotarse 488 ponches y regalar 254 boletos en 2648 entradas. (Rafael Rofes)

Tomado de: http://cronodeportesonline.com/alain-sanchez-tras-la-pista-del-team-cuba/

Acerca de Oscar Luis

Licenciado en Cominicación Social, vivo en La Habana Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*